Silencio: Habla el Maestro Marcelo Ehrlich

"Entre una técnica de Judo en suelo y una técnica de BJJ en suelo, puede haber diferencia como que Judo tiene una 9mm, y BJJ un AK 47. BJJ tiene  tiempo para desarrollar muchas cosas, y nosotros con el mínimo disparo, ser rápidos y contundentes"
«Entre una técnica de Judo en suelo y una técnica de BJJ en suelo, puede haber diferencia como que Judo tiene una 9mm, y BJJ un AK 47. BJJ tiene tiempo para desarrollar muchas cosas, y nosotros con el mínimo disparo, ser rápidos y contundentes»

Escucha y aprende… es lo que el autor de la nota se dice así mismo cuando se dan nuestros encuentros-cenas con Sensei Erasmo Petingi, Director de Sok, y Sensei Marcelo Ehrlich…es callarse, escuchar y aprender…Formados ambos maestros por “la vieja escuela”, son encuentros donde se debate y recuerdan viejas historias del quehacer marcial mundial y nacional. Historia, técnica y protocolo es tratado con una pasión y experiencia pocas veces vista, en base a experiencia adquirida. Son reuniones de camaradería que donde desgraciadamente, las horas pasan volando,  pero quien esté presente, solo debe disfrutar, escuchar y aprender de dos de los principales referentes del arte marcial uruguayo.

Es lo que nos pasaba a nosotros con nuestros mayores. El hacer silencio y aprender. Sea de un arte marcial de otro, o cualquier actividad…fíjate por ejemplo JICA (Agencia de Cooperación Internacional de Japón), manda a sus ancianos alrededor del mundo para que enseñen. Eso es otra clase de mentalidad… al anciano se lo venera por lo que puede transmitir. Desde muy joven, cuando iba a un curso, tomaba nota de todo lo que había pasado… lo que ocurriera o se dijera… hoy  como se tiene todo en la mano, no se preocupan de nada. Se valora que hoy vía internet, ves videos de todo y podes sacar ideas, pero no suple tener a la persona adelante que te corrige en todo detalle. Eso en el video no lo tenes”, replica Sensei Ehrlich cuando hablamos al respecto.

Sensei Marcelo Ehrlich, trotamundos del Judo, como alguna vez me contaran acerca suyo previo a conocerlo, supo tomar lo bueno de aquellos pioneros. Budoka de pura cepa, aun siendo su “especialidad el Judo”, supo practicar y comprender diferentes disciplinas marciales. Y toda esa experiencia la volcó en todo dojo donde le tocó exponer. Como también nos cuenta, España fue  un paso importante en su vida, donde además de aleccionar, le dio experiencias de vida que le sirven para brindársela a sus actuales discípulos.

3- “Durante mucho tiempo, fui todo lo que pude. Traté de ser todo lo que pude en Judo y artes marciales. Y hoy soy todo lo que quiero”
3- “Durante mucho tiempo, fui todo lo que pude. Traté de ser todo lo que pude en Judo y artes marciales. Y hoy soy todo lo que quiero”

CMU: En un ambiente donde cada vez se dividen mas las aguas, sorprende que siendo docente de Judo, los practicantes de Jujutsu, sea tradicional como brasileño, también lo siguen. Incluso practicantes avanzados de Karate Do y TaeKwondo.

M-E: (Se toma unos segundos para responder) Es que no les miento… Soy también cinturón negro de Ju jutsu tradicional. Incluso vi la versión brasileña. Y hay cosas que ellos hacen mejor que el Judo, porque sus campeonatos están formateados diferente a los nuestros. Ellos tienen tiempo para desarrollar un montón de cosas, mientras que nosotros necesitamos una rápida decisión. Es decir… ¡Nosotros también podemos aprender de ellos!; ¡Es un intercambio mutuo!; Leí una vez que alguien decía que entre una técnica de Judo en el suelo y una técnica de BJJ en el suelo, puede haber diferencia como que Judo tiene una 9mm, y BJJ un AK 47. O sea BJJ tiene  tiempo para desarrollar muchas cosas, y nosotros con el mínimo disparo, ser rápidos y contundentes.

Respeto es lo primero que se denota de parte de sus pares cuando se lo nombra en Uruguay. Es un MAESTRO para los practicantes de Judo y sus colegas, pero lo primero que me pidió con la naturalidad que los verdaderos docentes poseen, es que lo llame Marcelo. Siempre con una sonrisa como tarjeta de presentación, el contar su historia lo lleva casi a monologar. Su historia de vida es rica en anécdotas, donde pasan los grandes personajes del Judo mundial. Su vida misma, incluso, se encuentra a la altura de los nombrados. Además de Uruguay, España misma, quien cuenta con un alto nivel técnico en Judo, lo tuvo como docente. Nada menos… y donde va, deja una huella…

Practiqué en lugares donde se entrenaba muy como en la vieja escuela. Rígido. No se podía ni tomar agua…era como se trabajaba antaño. Esto fue por muchos años, hasta que fui a practicar a Brasil, a la academia del Maestro Ishii. Ahí cortaban cada cuarenta minutos, y tomaban agua… era aggiornarse a nuestra realidad. Me explicaban los profesores de educación física que es vital ingerir agua durante el entrenamiento. Todos aprendemos de todos. Tengo un pensamiento que dice: “A todos enseñamos y de todos aprendemos”, reflexiona.

“A todos enseñamos y de todos aprendemos”
“A todos enseñamos y de todos aprendemos”

CMU: Como especialista en sistemas de lucha como el Judo y Jujutsu, ¿Qué le parece el Sambo?

M-E: Lo practiqué un tiempo con profesores españoles y argentinos.  En realidad el Sambo, es Judo… es que si ves a ambos, Sambo es como un mal Judo…  es muy bueno… pero se fue especializando desde lo deportivo… no hay dos mil maneras de tirar a una persona: practiques Judo, Jujutsu, Lucha, Sambo… la forma de tirar a un oponente es similar. Hoy todo se parece porque estamos limitados: sea por la ley de gravedad, la física, la biomecánica, por todo… entonces básicamente, hacemos lo mismo. Si lo limitamos a los sistemas de golpeo. ¿Hay tres mil maneras de golpear? ¡No! Se golpea para adelante, atrás, circular, abajo, arriba… brazo, pierna… la cabeza… hay límites… ¿Cuanto podes saltar hacia adelante? Ocho metros y medio es el record hoy…mas no se puede… ¿En cuanto se puede correr los 100 metros?; Entonces… ¿Qué se quiere inventar?

Marcelo Ehrlich es uno de los instructores con mayor trayectoria que conozco”, Sensei Antonio Gallina

CMU: ¿Qué es el Judo para Marcelo Ehrlich?

M-E: (Con seguridad) Hoy es mi vida. Antes era muchas cosas, y justamente tiempo atrás encontré una imagen que dice algo así como que “Durante mucho tiempo, fui todo lo que pude. Traté de ser todo lo que pude en Judo y artes marciales. Y hoy soy todo lo que quiero”. Este soy yo, y me siento muy feliz por ello. ¿Y que representa el Judo para mí? Bueno… formar gente… ayudarla…   por eso hoy profundizo en lo humano, para ayudar a mis alumnos a ser mejores personas.

CMU: Mas allá del olimpismo del Judo, que tan desarrollado está… hay un grupo muy grande de practicantes que busca volver a las fuentes, a lo humanístico y tradicional del Judo. Sus raíces.

M-E: Exacto. El deporte está bueno, y también vale todo… en el caso del Judo tradicional, hay una filosofía detrás que lo sustenta y hace la diferencia. Hay puntos en común, por supuesto. Cuando dices haz esa técnica ciento de veces, no solo te ayuda para el deporte, sino para la vida… a que te superes, porque te da una impronta que lo vuelcas en tu trabajo, con tus semejantes…

El lance debe ser definitivo. Ya sea en un ippon, o cuando debemos defendernos y evitar que el otro se levante”……..

"Kano mostró una nueva tendencia, basada en la ciencia. Supo por medio del Judo, abrir puertas de relaciones humanas entre Japón y Occidente"
«Kano mostró una nueva tendencia, basada en la ciencia. Supo por medio del Judo, abrir puertas de relaciones humanas entre Japón y Occidente»

CMU: Suele citar muchos conceptos del Maestro Jigoro Kano. ¿Le hubiera gustado conocerlo?

M-E: ¡Si, ni que hablar! Por tantas cosas… fue un adelantado a su época, accedió a una educación occidental, mientras que en Japón, con la edad media (época feudal), seguían viendo cosas que ya comenzaban a ser perimidas. Y Kano las adaptó para el desarrollo de su país. Por medio del Judo, demostró la metodología moderna de enseñanza, la cual fue muy bien recibida por su pueblo. Si nos limitamos al Judo, este se enseñaba diferente a las otras artes marciales. Kano mostró una nueva tendencia, basada en la ciencia. Supo por medio del Judo, abrir puertas de relaciones humanas entre Japón y Occidente… le dio lugar a la mujer, que en esas épocas tenía un lugar mínimo en la sociedad, y a los niños (que sería la cantera de desarrollo futuro). Y el claro ejemplo de crear una disciplina japonesa pero de aceptación universal se dio especialmente, cuando Anton Geesink logró su campeonato del mundo. Cada vez que Jigoro Kano viajaba, llevaba especialistas para mostrarle al mundo el Judo. Y cuando regresaba traía consigo metodologías de enseñanza que en Japón no existían… todo eso hizo grande al Judo, ayudó a crecer a Japón como sociedad y ayudó a crear lazos de relación entre su país y Occidente. ¡Mira que grande fue la obra de Jigoro Kano! Hoy el Karate esta por debutar como deporte olímpico y muchos de sus practicantes tienen miedo de que cambie. Pude (puede) cambiar para peor o mejor según el practicante… pero seguro cambiará como lo hizo el Judo en su momento… actualmente hay un regreso a las fuentes… el ser humano como parte de su crecimiento, debe probar de todo… no quedarse donde está… si es bueno para mí, debe ser bueno para los demás… hubo  un maestro llamado Kyuzo Mifune… otro llamado Yamashita…Nagaoka, etc, eran grandes maestros que secundaban al Maestro Kano, quienes también ayudaron a hacer crecer el Judo. Hoy Kodokan sigue siendo la meca del Judo, pero incluso una gran empresa. Al ser un emprendimiento privado, debió readaptarse para continuar viviendo. Al vivir en España durante varios años tomé cosas que pueden adaptarse aquí en Uruguay. Un paso similar a Jigoro Kano. Con Yoriyuki Yamamoto… en muchas de nuestras charlas, me decía que también podíamos encontrar muy buen Judo aquí y allá… no necesariamente en Japón. En el mundo no solo hay muy buenos maestros japoneses, sino incluso occidentales… Nunca fui a Japón. ¿Si me gustaría? Puede ser… pero no es mi objetivo. Si puedo aprender con grandes maestros que tenemos cerca…

CMU: ¿…y quiénes son sus referentes?

M-E: Los Maestros Yamamoto y Soma… en ese momento era muy joven y veía que su nivel comparado con otros era muy grande… veía además campeones de todo como “Cacho” Gallina, un Uequin, un Nogueroles… Elías, Paz… todos me enseñaban, y nunca encontré a nadie que me negara algo, o me ningunearan… Yamamoto siempre me decía: “Con el Judogi debajo del brazo, y siendo respetuoso, puede ir a cualquier parte del mundo”. Por eso, dojo donde vaya, muestro el mayor respeto posible. Así vaya a practicar, o a enseñar. Siempre voy con respeto.