Federico Alustiza: “Confío dejar la mejor imagen durante el Panamericano”

Junto a Diego Arias, preparando las alternativas del curso de Umpires dictado entre ambos
Junto a Diego Arias, preparando las alternativas del curso de Umpires dictado entre ambos

Con 18 años de práctica y 2do dan ITF, como Umpire clase B representa junto a Damián Rovetta y Gonzalo Fonseca la naciente camada de jueces formados gracias al colegio de jueces y árbitros dirigido por el Bo Sabon Diego Arias.

Por su lado, Federico Alustiza, miembro de la Escuela Zen, asistió a Diego Arias el pasado 25 de Marzo durante el primer curso del año de jueces y árbitros, el cual sirvió incluso para asentar las bases para llevar a cabo el torneo de gups y danes pro selección nacional.

Fue una forma de meterme de vuelta en los torneos, si bien nunca fui de competir mucho. El ambiente competitivo me parecía divertido, pero por diferentes circunstancias debi alejarme de la competencia. Tuve un bajón por eso. Seguía viniendo, pero sentía que me faltaba algo… de pronto surge un torneo, y me dijeron que haga de umpire. Me resultó medio extraño. Pude resolver bien, y me terminó gustando. Fue por el año 2009. Fui el primero en sacar el grado de umpire B junto a Gonzalo Fonseca y Damián Rovetta”, nos cuenta Federico.

"La jornada sirvio para asentar las bases de los nuevos umpires, como asi tambien fueron invitados coach y atletas que iran a Brasil para que tengan bien claro el reglamento y que esperan de ellos los jueces" - Bo Sabon Diego Arias
«La jornada sirvio para asentar las bases de los nuevos umpires, como asi tambien fueron invitados coach y atletas que iran a Brasil para que tengan bien claro el reglamento y que esperan de ellos los jueces» – Bo Sabon Diego Arias

3CMU: ¿Qué expectativas tenes como Umpire?

F-A: Bueno, aportar en todo lo que pueda para que este cargo crezca en Uruguay. No solo moverme en el ámbito de los torneos, sino ayudar a mi instructor, Diego Arias, en sus cursos. Ya estuve ejerciendo en varios torneos, me sentí realmente preparado, si bien siempre hay cosas por mejorar. Para ser un mejor umpire no hay secretos: se basa en seguir estudiando y horas de experiencia en torneos. Roté por todas las funciones que debe pasar un juez, y me sentí cómodo. De pronto, surgió la posibilidad de ir al Panamericano de Brasil, lo que para mi será de gran experiencia como umpire. Confío dejar la mejor imagen del arbitraje uruguayo.